El Mundial de Motociclismo se acerca al final de una temporada atípica e increíble, en la que tras doce pruebas solamente siete puntos separan al líder del segundo clasificado. Sam Lowes ha metido la directa en el anterior triplete de carreras, en el que, con tres victorias, ha conseguido recuperar los 47 puntos que tenía de desventaja con Luca Marini y adelantarle en 23 más. Parte de la culpa es del italiano también, que no pudo puntuar ni en Le Mans ni en la primera prueba de Aragón. Ahora llega a Valencia tercero de la general, con ganas de apurar sus últimas opciones al título en las dos carreras que se disputarán en el Circuit Ricardo Tormo, donde el año pasado fue octavo. Entre ellos dos, Enea Bastianini es segundo y, aunque no gana desde la segunda carrera de Misano, su regularidad le mantiene delante hasta los últimos compases de la temporada.

El Inde Aspar Team recupera a Aron Canet este fin de semana, después de su ausencia en las tres últimas carreras debido a la caída que sufrió en la sesión de calentamiento del gran premio de Francia, en la que se lesionó el dedo meñique de la mano izquierda. El valenciano volverá a subirse a la Speed Up en casa, donde espera asegurarse el título de debutante (“rookie”) del año. Pese a su ausencia en las últimas tres carreras, Canet cuenta todavía con 27 y 29 puntos de ventaja sobre sus más inmediatos perseguidores. Donde sí ha notado su ausencia es en la clasificación general, en la que ha caído hasta la decimocuarta posición. Sin embargo, el valenciano todavía está cerca de los diez primeros y trabajará por recuperar esos puestos entre Valencia y Portimao. Su compañero Hafizh Syahrin llega al gran premio de Europa, la primera de las dos citas que se disputarán en el Circuit Ricardo Tormo, con el buen recuerdo de la decimotercera posición en el gran premio de Teruel y con el objetivo de repetir en los puntos este fin de semana.

Aron Canet: “Estoy feliz por poder volver al paddock, ver a mi segunda familia, volver a subirme a la moto después de tanto tiempo, y además hacerlo en el circuito de casa, que lo conozco perfectamente. Lo malo es que este año no tendré ni a los aficionados ni a mi familia en las gradas, estarán seguramente detrás de la tele apoyándome. El dedo sigue mejorando, pero cuando me pongo el guante noto dolor. Este fin de semana tendré un guante especial para ver si mejoran las sensaciones”.

Hafizh Syahrin: “He preparado bastante bien estas tres últimas carreras. En Aragón dimos un paso adelante en cuanto a sensaciones, además, y usaremos esa base para competir en Valencia y Portimao. Espero que todo vaya bien y que no haga mucho frío porque nos complica el trabajo. Estamos en una senda positiva, podemos plantar cara al resto”.