• Se ha trabajado sobre los pianos de las curvas dos, cinco, seis y ocho y el área de escape de las curva Bernat Martínez y Champi Herreros

  • También se han adecuado los pianos tal y como indica la normativa de la Federación Internacional

 

El Circuit Ricardo Tormo ha finalizado dos semanas de trabajos en la pista de Gran Premio para reacondicionar algunos pianos y las escapatorias de las curvas Bernat Martínez y Champi Herreros

Las obras se han centrado en modificar las pendientes de los arcenes exteriores de la curva Doohan, la segunda del trazado valenciano; la quinta; la curva Ángel Nieto, la sexta; y la curva Bernat Martínez, la octava de la pista de Cheste.

Además, se ha construido un vial de una anchura de tres metros que permitirá a los pilotos retomar la carrera en el caso de que sufran una salida de pista en la curva Bernat Martínez, la octava que da acceso a la zona más revirada del trazado.

Asimismo, aprovechando estas jornadas en las que no ha habido actividad deportiva, el equipo de mantenimiento ha remozado el área de escape exterior de la curva 9 para aumentar su profundidad y así su seguridad.

En la curva Champi Herreros, la que da acceso al curvón final, se instalará una nueva protección de espuma que incremente la seguridad.

Finalmente, tal y como indica la normativa de la Federación Internacional de Motociclismo, se ha indicado con un triángulo blanco el inicio y el final de cada uno de los pianos que rodean la pista.