César Parrilla

2007, Valencia

#18, Minimotos

 

A César Parrilla le pirran las motos desde muy, muy pequeño. Tanto que con un mes ya le enseñaron a darle al gas y no se asustaba. “Se le salían los ojos y se partía de risa”, explica su padre, principal razón de que César corra en la Cuna de Campeones. César padre era el más motero de la familia, aunque reconoce que desde que su hijo se sube a la moto “el susto va pudiendo conmigo y a la vez a mi mujer le va gustando más”.

La primera vez que César se subió a un vehículo de motor fue con algo más de dos años y medio, a un quad. Luego, con tres años, llegó la primera minimoto, pero se estuvo hasta los cuatro y medio o los cinco sin tocarla. Y con seis debutó en la Cuna de Campeones, una competición que conocían desde hace años.

39 20NOV MM 18 César Parrilla (2)

César Parrilla, antes de salir a la pista

“Esta es su segunda temporada sobre la moto y el objetivo no puede ser otro que aprender”, explicaba su padre a mediados de temporada. “César tiene siete años ahora y es cuando empieza a hacer caso, a decir cómo le gusta la moto. A veces hemos cometido algún fallo, como un pistón que se lo dejé en la moto durante año y medio y que dio más problemas de los esperados”, recuerda.

La evolución de César no ha dejado de ser positiva desde que comenzara sobre las dos ruedas. En este segundo año, este joven piloto valenciano ya ha subido al podio en algunas carreras territoriales con poco más de siete años. Es uno de los más jóvenes de la Cuna, pero ya tiene muchas cosas claras. “Como por ejemplo, que si se cae Márquez ya no quiere ver las carreras”, bromea su padre.