Izan Guevara

2004, Baleares

#33, MiniGP 140

 

En un país en el que el fútbol es el deporte rey, llama la atención que un niño elija las motos antes que la pelota. “En mi casa a mi padre y mi hermano les gustaba mucho el fútbol, pero yo veía una moto y me gustaba más. Cuando tenía yo 3 años y mi padre quiso apuntarme al fútbol, yo no quería, solo le decía ‘quiero una pista para correr’. Y así, me tuvo que buscar un circuito para ir en moto”. Así resume Izan Guevara su aterrizaje en el mundo de las motos.

Izan no es el piloto que viene de más lejos para competir en la Cuna de Campeones, pero quizá sí el que soporta los viajes más largos y pesados ya que empiezan siempre en un barco en un puerto en Mallorca, la isla en la que vive. Pero eso no es impedimento para seguir disfrutando de las motos y, en el caso de la temporada pasada, llegar a lo más alto y proclamarse campeón de la categoría MiniGP 110.

Izan Guevara con su familia en la parrilla

Izan Guevara con su familia en la parrilla

“Empecé en la Cuna de Campeones porque es un buen sitio para aprender ya que los pilotos que hay tienen mucho nivel y las parrillas son grandes. Llevo con una moto desde los tres años, pero mi primera competición fue a los 6 años cuando me federé”, explica este joven balear. Izan empezó en la Cuna de Campeones en 2012 con un tercer puesto en Minimotos. Luego subiría a MiniGP 110 donde, tras un año de aprendizaje, en 2014 logró el título.

Este año, en el que corre con una beca de la Cuna de Campeones por sus resultados de la temporada pasada, Izan busca “aprender mucho en esta nueva cilindrada que he empezado este año, la de MiniGP 140, y ya si puedo ganar, mejor”.

A Izan, a quien lo que más le gusta de las carreras es dar gas en la pista y compartir los buenos ratos con sus amigos fuera de ella, no se le olvida dar las gracias a sus padres y su hermano, que le acompañan a todas las carreras. “También a todas las personas que me apoyan y me animan a través de mi página a seguir luchando, y a mis profesores”, recuerda. ¡Ahora, a dar gas!