El piloto Daniel Albero, la primera persona con Diabetes Tipo 1 en conseguir cruzar la meta del Rally Dakar, ha conseguido finalizar su primera edición del raid a los mandos de un coche tras diversas ediciones participando sobre dos ruedas.

‘Este Dakar arrancó hace un año. Ha sido muy complicado llegar hasta aquí, porque este coche casi lo hemos puesto a punto nosotros y encontramos la financiación mínima a través de nuestros esponsors casi a última hora’, señaló.

‘Como no teníamos asistencia, cada noche debíamos arreglar los desperfectos creados etapa tras etapa, a pesar de la dificultad para encontrar recambios de todo tipo’, añadió.

‘Creo que es la primera vez que disfruto de un Rally Dakar a este nivel, porque la moto requiere más concentración y con un soporte más estable y una persona junto a ti puedes centrarte en ir más rápido, como así ha ocurrido’, concluyó.

El de Carcaixent debutó a bordo de una motocicleta en la edición de 2019 y dos intentos después sería capaz de completar todas las etapas y llegar a la meta en Arabia SaudíTras ello, el valenciano buscó un cambio de registro y ha participado como piloto de coches en la categoría Classic, a los mandos de un Toyota Land Cruiser del año 99, acompañado por su copiloto Jorge Vera y entrenado por el preparador físico Rafa Olcina.

Albero, que ha contado con el apoyo de marcas e instituciones como Novo Nordisk, Ribera Salud, Cátedra de Innovación UPV Gandía, Gar-San, Diabetika, GVA Esport, Diabetes Experience Day, Northgate España y Autoestil, ha manifestado que trabajará para volver a Arabia Saudí en 2023.