Con motivo del confinamiento perimetral del municipio de Cheste, el Circuit Ricardo Tormo ha suspendido de forma temporada su actividad deportiva hasta el 21 de enero, fecha en la que, si la situación sanitaria lo permite, volverá la acción.

Tras el confinamiento perimetral decretado con motivo de la evolución de la pandemia en la localidad de Cheste se ha suspendido toda actividad deportiva en el término municipal del que forma parte el Circuit Ricardo Tormo, siguiendo las directrices de la resolución emitida por la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública.

Entre otras, se suspenden las actividades de formación de las escuelas del Circuit de jóvenes pilotos tanto de automovilismo y de motociclismo, la Cuna de Campeones y la Fórmula de Campeones, además de los entrenamientos en pista de los pilotos del Centro de Tecnificación y las actividades de la Escuela de Conducción Fast Circuit.

El primer evento del año, el Duatlón del Circuit previsto para el domingo 10 de enero. ha sido suspendido. Además, han sido cancelados o aplazados los entrenamientos previstos en la pista de Gran Premio por parte de distintas escuderías de GT que habían programado sus entrenamientos de invierno en Cheste y unas rodadas de motos de usuarios privados.

La acción volverá a la pista el 21 de enero, si la situación sanitaria lo permite, con todas las medidas de seguridad a disposición de los usuarios de las instalaciones de Circuit que en los meses previos ya ha puesto en marcha sus actividades cumpliendo los protocolos de las federaciones internacionales y las autoridades sanitarias.

Obras en la pista

Aprovechando el obligado parón, el equipo de mantenimiento del Circuit Ricardo Tormo ha adelantado los trabajos previstos en la pista de Gran Premio. Se trata de diversas actuaciones a lo largo de los 4.005 metros del trazado, pero sobre todo en la entrada del Pit Lane en la que se ha reformado el acceso para permitir una variante en la recta reduciendo el espacio de césped y añadiendo seguridad a las barreras ya existentes.

Asimismo, se han culminado las obras de ampliación del piano interior del curvón, unos 400 metros cuadrados más de superficie hormigonada para delimitar el interior de la penúltima curva del trazado de Cheste.

Finalmente se acometen reformas de otros pianos en la curva 3, en la quinta y en la curva Bernat Martínez para ajustarse a la homologación de la Federación Internacional de Motociclismo y se crean canalizaciones para equipar con suministro eléctrico y fibra óptica las posiciones de comisarios para facilitar la señalización luminosa que se instará durante la temporada.