Si hay un colectivo profesional que sufre especialmente los efectos colaterales de la Navidad: comidas de empresa, reuniones familiares, quedadas con amigos y compañeros, el frío….son los pilotos de motociclismo y automovilismo, que en esta época además compaginan el tramo final de su particular período vacacional, con la proximidad del inicio de su pretemporada, por lo que deben asumir unas precauciones especiales.

Entre los propósitos más habituales para cada inicio de año, aparece la práctica deportiva, la realización de ejercicio y la particular ‘operación bikini’ tras la opulencia navideña. Sin embargo, para los profesionales del motor, estos propósitos emergen como una obligación ante el inminente inicio de sus respectivas competiciones.

Acabada la temporada a finales de noviembre, parece necesario “desconectar del vehículo y conceder descanso al cuerpo durante las primeras semanas”, explica Alejandro Lizondo, entrenador personal y director deportivo de Be Balance Training Club, uno de los centros adscritos a la plataforma online Entrenarme. Sin embargo, y para que ese descanso no sea completamente pasivo, Lizondo recomienda “entrenar otras disciplinas como baloncesto o tenis, que permiten el incremento de la velocidad de reacción con otra transferencia deportiva”.

Superada la etapa de descanso activo, comienza la preparación física previa a la pretemporada, “centrada en el trabajo cardiorrespiratorio con la práctica, tres veces por semana, de bicicleta de carretera, esquí de fondo o natación”, propone Lizondo.

#snow #bycicle #friends #love #happy

Una publicación compartida de Héctor Barberá (@hectorbarbera8) el

Asimismo, este trabajo se compagina con la carga anaeróbica “centrada en fuerza resistencia y potencia muscular”, recomienda el preparador físico de Entrenarme, reforzando especialmente los miembros superiores y la zona del ‘core’, para que el piloto mejore la velocidad de reacción. El trabajo de fuerza aparece como un elemento básico para cualquier preparación física porque cualquier actividad deportiva se sustenta en la fortaleza muscular.

Ese trabajo se complementaría con entrenamiento sobre superficies inestables, isocinéticos y flexibilidad distribuidos en tres sesiones semanales, de modo que se dejaría un día de descanso en esta etapa de entrenamientos de pretemporada.

Entrenarme

Entrenarme es la comunidad virtual de entrenadores personales y gimnasios más numerosa, con implantación en España, Estados Unidos, Reino Unido y Chile, que proporciona servicios personalizados de entrenamiento, preparación física, nutrición o fisioterapia.

Diego Moya, fundador y CEO, subraya el valor añadido de Entrenarme en que se puede “elegir el entrenador en función de su cualificación, la opinión de otros usuarios, los objetivos personales, la actividad a desarrollar o la economía, sin que además, la localización suponga un problema, de modo que cualquier deportista puede tener un entrenador personal y realizar además un entrenamiento personalizado”.