El sudafricano Kork Ballington será la estrella invitada del Racing Legends 2020. Antes de venir a Valencia para compartir sus recuerdos de los años 70 en los que se coronó con cuatro títulos mundiales de 250cc y 350cc, nos cuenta sus impresiones.

El piloto de Kawasaki ganó su primer gran premio precisamente en España en el Circuito de Monjuic y tendrá la oportunidad de volver a rodar en una pista de Gran Premio en Cheste, donde nunca antes había estado.

A sus 68 años sigue usted rodando en motos, ¿Va a salir a la pista del Circuit Ricardo Tormo en el Racing Legends?

Sí, tengo 68 y todavía ruedo en moto. Tengo una Kawasaki de 1969 con la que corrí en el año 1970 y una moto de calle modificada para usar en circuitos. También suelo salir por el campo con otras motos. Me encanta pilotar estas motos antiguas porque tenemos una historia en común y es un pilotaje muy exigente por las imperfecciones de la época como en su chasis, la suspensión y los frenos. Pilotaré en el Racing Legends las excelentes Kawasaki KR500 y KR250 de Flavio Frighi. He estado con el equipo Frighi Racing Team en muchos eventos desde aproximadamente 2010. Estoy muy agradecido por su apoyo durante los últimos años y por este evento.

¿Será esta su primera visita a Valencia y al Circuit Ricardo Tormo?

Este será mi primer viaje al Circuit Ricardo Tormo. He oído que es un circuito muy popular para los mejores corredores, así que espero probar este circuito. Es un placer para mí tener la oportunidad de pilotar estas maravillosas máquinas en este modern circuito de MotoGP.

Viajemos 44 años atrás en el tiempo. EN Monjuic consiguió usted su primera victoria mundialista en 250cc con Yamaha. ¿Qué recuerdos tiene?

Mi victoria en el parque Monjuic en el evento 350, mi primera victoria en el GP, fue una de las victorias más importantes de mi carrera. Me preparó como piloto y a todos como equipo para creer que podríamos ganar más carreras de GP contra equipos de fábrica y los grandes pilotos de la época. Gracias a esta victoria, se hizo un poco más fácil lograr buenos resultados en GP y eventos internacionales a través de un aumento de la confianza. El Parque de Monjuic no era un circuito fácil, por lo que fue un placer extra vencer a los mejores corredores del momento en este lugar. Los recuerdos de ese evento y las difíciles circunstancias de la carrera son claros y fuertes. No hecha la inscripción para este evento y conduje desde Inglaterra para intentar ser aceptado por el promotor para una inscripción. No fue hasta el último día de entrenamientos que los promotores me permitieron participar en la competición. Esto me dejó con solo una sesión de entrenos en la clase 350 y 2 sesiones en la clase 250 en este circuito difícil en el que no había corrido anteriormente. Agunatamos y con mucha determinación y contra viento y marea conseguí la victoria. Después del evento Racing Legends, mi esposa y yo visitaremos el Parque Monjuic, el lugar de nuestra victoria de 1976 que cambió mi vida para recordar y revivir el momento.

Y ya en 1978 y 1979 con Kawasaki dominó los campeonatos del mundo de 250cc y 350cc. ¿Cómo fueron esos títulos?

Debido a mi victoria de 1976 en el Parque Montjuic y 3 victorias más en GP en 1977, me convertí en candidato para los equipos de fábrica. Tuve la suerte de que Kawasaki Racing Team buscara un piloto de GP para competir con sus motocicletas KR250 y KR350 Tandem Twin en el Campeonato Mundial de 1978 y me ofrecieron el puesto en el equipo del Reino Unido con sede en Inglaterra. De competir con Yamahas privadas a participar con Kawasaki fábrica fue un paso hacia un nuevo mundo. Con este fantástico apoyo y en estas motocicletas especiales, me sentí seguro de buenos resultados.

Nuestra campaña no estuvo exenta de problemas. El 350cc, que era un desarrollo nuevo, tenía problemas técnicos y, gracias al ingenio de mi hermano Dozy, estos fueron controlados y la fiabilidad de la 350cc mejoró después de los fallos de principios de temporada en las que pude ganar algún GP. La KR250 estaba bien desarrollada con 3 o 4 años de experiencia, era una motocicleta alegre para competir. El sistema de suspensión Uni-track era muy diferente al sistema de Yamaha. Fue un gran avance en la suspensión que necesitaba hacer frente al aumento del agarre a medida que mejoraban los neumáticos lisos. Una vez que me acostumbré, descubrí que podía dar gas la motocicleta con más fuerza que con mi Antigua Yamaha TZ.

Al analizar las victorias de 1978, queda claro que la fiabilidad jugó un papel importante para ganar los títulos. Nuestro equipo tenía menos retiradas que otros equipos de fábrica de la competencia y no tuve accidentes en ambas clases. Con nuestros fantásticos resultados de la temporada 78, estábamos bien preparados para 1979. Fue una repetición de 1978 con problemas y éxitos. Hubo momentos en que no pude vencer a los otros pilotos de fábrica, pero la fiabilidad nuevamente ayudó a cambiar los resultados a nuestro equipo. Esos dos años con 4 títulos mundiales fueron un sueño para mí. Soy de un pequeño pueblo de Sudáfrica donde no existían oportunidades para hacer un viaje muy caro para correr en Europa. Ni siquiera era mi sueño correr en Europa. Nuestro equipo familiar solo tenía suficiente dinero para competir localmente con motos viejas y usadas. A fines de 1972 se organizó una carrera en mi circuito local en Pietermaritzburg, Kwa-Zulu Natal. Este evento solo se organizó una vez y nunca se repitió. El primer premio fue 2 billetes de avión y flete pagado para 2 motocicletas para llegar a Inglaterra. Gané esta carrera y mi novia, Bronwyn, el hermano Dozy y yo nos encontramos en Inglaterra a principios de 1973. Este fue el comienzo de nuestra inesperada campaña europea. Fue una lucha sin dinero y motos viejas, pero poco a poco obtuvimos buenos resultados hasta que un patrocinador suministró nuevas motocicletas Yamaha TZ en 1976. Haber terminado compitiendo para un equipo japonés de fábrica como Kawasaki y ganar títulos mundiales sigue siendo un sueño increíble. Pienso en ello todos los días.

¿Cómo eran esas Kawasaki con las que usted consiguió ser el mejor?

La KR250, como he dicho, era una motocicleta alegre para correr. El motor era tan suave como la seda. El rango de potencia era muy amplio. El motor era irrompible. El rendimiento del chasis  y la suspensión fue tan bueno que podría tomar grandes libertades sin riesgo. La KR350, por otro lado, fue un desarrollo apresurado que no tuvo un largo período de desarrollo para refinarlo. Básicamente era un KR250 en todos los aspectos con el mismo chasis pero adaptado a 350cc. No tenía el mismo equilibrio perfecto entre potencia y peso que el 250. El rango de potencia era más estrecho, vibraba, no se podia pilotar tan bien como el 250, ¡pero de todos modos me encantó! De 1978 a 1979 poco cambió, excepto que la fábrica encontraría algunos caballos de potencia más.

Ha cambiado mucho el motociclismo en estos 40 años ¿verdad?

Sí, por supuesto que el motociclismo ha cambiado en los últimos 40 años. Las motos de carreras se han vuelto muy refinadas con un excelente chasis, suspensión, neumáticos y frenos en comparación con los años 70 y 80. La tecnología en MotoGP es fantástica con un desarrollo de 4 tiempos y electrónica que crea una gran potencia. Siempre fue (durante 500cc 2 tiempos) y sigue siendo (con MotoGP) el mejor espectáculo del planeta. Los circuitos y la seguridad de los circuitos han evolucionado para que las lesiones sean las mínimas. Las cámaras subjetivas brindan a los espectadores una gran vista desde muchos ángulos, lo que mejora la experiencia. Es un gran show. El marketing se ha convertido en el “estado del arte” con Dorna a la cabeza en comparación con la forma amateur en que la FIM controlaba los grandes premios. Sin embargo, hubo un cierto encanto en los años 70 y 80 con muchos circuitos interesantes y la camaradería que existía en el paddock que se ha ido para siempre. Si pudiera no cambiaría mi época.

¿Cuál es su piloto favorito de MotoGP?

Admiro a muchos de los pilotos actuales de MotoGP, especialmente a Valentino Rossi, que nos ha mantenido durante tantos años al máximo nivel. ¡Lo conocí cuando tenía aproximadamente 1 año cuando corrí contra su padre Graziano!

¿Cómo ve la temporada 2020 que comenzará en solo unas semanas en Qatar?

¡Soy malo para pronosticar! Espero que Brad Binder y su equipo hayan aprendido mucho sobre el chasis instalado en Moto2 y hayan preparado la KTM a principios de la temporada. Es uno de los pilotos más talentosos de MotoGP. Me gusta Jack Miller. Ha tenido excelentes resultados en lo que yo llamo motos de nivel b. Veamos qué puede hacer con la Ducati.

Durante los días 29 de febrero y 1 de marzo será usted la estrella del Racing Legends como Regis Laconi, Giacomo Agostini, Carlos Lavado, Freddie Spencer… ¿Cómo se siente?

Es un honor y un placer ser la estrella invitada del evento en Racing Legends. Disfruto especialmente en eventos como Racing Legends. No solo tengo la oportunidad de pilotar  motocicletas maravillosas, sino que veo a muchos viejos amigos y siempre celebramos los buenos momentos que tuvimos durante nuestra era.