• Jaime Masiá sufrió una caída en la última vuelta tras liderar casi toda la carrera
  • Ángel Lorente terminó en decimonovena posición en su primera visita al circuito de Le Mans

 

El equipo de la Cuna de Campeones realizó un gran trabajo en el FIM CEV Repsol de Le Mans con unos buenos entrenamientos cronometrados y luchó por la victoria hasta la última vuelta.

La actividad comenzó con todo el mundo con los ojos puestos en el cielo, y es que en la jornada del viernes se vivió uno de los espectáculos climáticos más espectaculares en un corto periodo de tiempo. En un intervalo de una hora se pudo vivir desde un cielo despejado con veinte grados de temperatura seguido de un aguacero que inundó la pista del circuito de Le Mans, al que le siguió otra vez un sol radiante diez minutos después y de repente se puso a granizar lo que supuso la bandera roja en pista, todo ello en el periodo que duraron los segundos entrenamientos cronometrados, una locura.

Jaime Masiá 5

A pesar de las inclemencias climáticas nuestros dos pilotos cuajaron un buen papel y Jaime Masiá pudo conseguir el decimosegundo mejor tiempo con 1.52.953 y no muy lejos de él, en decimosexta posición se pudo situar Ángel Lorente con un tiempo de 1.53.132. Esto suponía una carrera interesante ya que en ambos cronos llovió y la carrera del sábado se esperaba en seco. Y así fue.

En la jornada del sábado todos los equipos siguieron pendientes del clima y el día comenzó muy temprano para los equipos de Moto3 del FIM CEV Repsol. A las 8h. los equipos empezaron a trasladarse al paddock de MotoGP porque media hora después empezaba su warm-up. Este fue con la configuración de mojado en todas las motos de la parrilla aunque la pista ya no tenía charcos ni prácticamente agua. Pero a pesar de esto no se quiso corrier riesgos ya que el ambiente se presentó con mucha niebla lo que provocaba que existiera humedad en el asfalto. Con todo esto se llegó a la bajada de bandera tras quince minutos de calentamiento y el más rápido fue el piloto de la Cuna de Campeones Jaime Masiá, que pudo completar ocho vueltas en el warm-up con un tiempo de 1.51.300. Por su parte Ángel Lorente sufrió una caída sin consecuencias en su vuelta lanzada y consiguió un tiempo de 1.54.193 para terminar en vigesimosexta posición.

A las 16:30 llegó la hora de la verdad. La pista estaba totalmente seca y tocó cambiar la configuración de las motos a seco. En estas condiciones la confianza aumentó en nuestros pilotos y estos afrontaron la carrera con optimismo.

Salida Carrera Moto3 FIM CEV Le Mans

Tras el apagado del semáforo rojo Masiá salió muy bien y se puso en novena posición tras partir desde la decimosegunda. En esa misma vuelta consiguió pasar a dos pilotos para situarse en séptima plaza, lo que le llenó de moral para seguir avanzado posiciones. En las tres primeras vueltas escalando puestos hasta que en la quinta vuelta pasó a liderar la carrera y empezó a estirar el grupo. Tanto fue así que tras tirar durante siete vueltas el grupo de cabeza se redujo a tan solo cuatro pilotos. Tras esto se preveía una lucha entre los cuatro hasta la última vuelta. A falta de seis vueltas Masiá dejó pasar a los tres pilotos que le perseguían para respirar un poco y así afrontar las últimas con más energías. Esto le salió bien y a falta de tres vueltas volvió a liderar la carrera y consiguió coger unas décimas de distancia hasta la última vuelta. Al pasar por la meta y ver que solo quedaba una vuelta el piloto de Algemesí no dudó en seguir tirando y en una de las últimas curvas tras adelantarle Foggia Masiá quiso devolverle la pasada y se fue al suelo. El sueño de ganar la primera carrera en el mundial junior se esfumó en un abrir y cerrar de ojos.

El piloto al llegar al box sintió mucha rabia pero se demostró a sí mismo que tras las dos primeras carreras de la temporada tiene ritmo y nivel para estar delante en cada una de las pruebas de 2017 y más todavía tras marcar la vuelta rápida de la carrera con un tiempo de 1.44.008.

Ángel Lorente 99

La otra cara de la moneda fue Ángel Lorente. El piloto ilicitano afrontaba la segunda carrera de su vida en el FIM CEV Repsol y se estrenaba en el circuito de Le Mans. Tras salir en decimosexta posición Lorente se vio relegado a la vigesimosexta tras un pequeño toque con otro piloto en una de las primeras curvas. A pesar de esto Lorente siguió tirando y vuelta a vuelta fue escalando posiciones hasta quedarse en un grupo de tres pilotos. Las vueltas pasaron y tras un fallo mecánico terminó en decimonovena posición. Para el piloto de Elche es positivo terminar la carrera y estar cerca de los puntos ya que ese es su objetivo tal y como dijo él mismo en la jornada del jueves.

Finalmente la carrera se la llevó el piloto Alonso López (Junior Team Estrella Galicia) por delante de Denis Foggia (Junior Team VR46 Riders) y Jeremy Alcoba (Junior Team Estrella Galicia).

Ahora toca volver a casa y pensar en la próxima carrera, quedarse con lo positivo y seguir aprendiendo de cara al futuro.

La próxima cita será en el Circuit de Barcelona-Catalunya el 17 y 18 de junio donde volverá la acción junto las demás categorías del FIM CEV Repsol.