Nerea Martí firma el séptimo puesto en la segunda carrera de la temporada de la W Series en el Red Bull Ring de Austria después de luchar hasta la última vuelta por la cuarta posición. Marta García sufrió un problema en la salida pero remonta seis posiciones para acabar en el duodécimo lugar.

Martí ha tenido un buen ritmo durante todo el fin de semana. La joven de Albalat arrancó desde el cuarto puesto de la parrilla al escalar uno tras la sanción de Kimilainen. Además, en la sesión de entrenamientos libres logró una quinta posición de mucho mérito.

Demostrando que ya domina una categoría como la W Series, Martí fue capaz de superar el susto inicial en la salida con el error de Visser, que no pudo arrancar con el semáforo en verde, y pelear hasta la última vuelta por el cuarto puesto.

La piloto del Centro de Tecnificación del Circuit (CETDM) batalló con Moore y se vio inmersa en un grupo de cuatro pilotos del que se aprovechó Eaton para arrebatarle el sexto lugar. Desde ese momento, Martí intentó en varias ocasiones superar a Eaton demostrando su descaro en su segunda carrera de la W Series.

Martí, que ya piensa en la próxima carrera y que acumula un total de 12 puntos en la general, reconoció que está “contenta por la velocidad y por el ritmo, que ha mejorado mucho con respecto a la carrera anterior”.

Marta García tiró de carácter después de toparse con la mala suerte de nuevo. Pese a conseguir un buen ritmo de carrera en los libres con un cuarto lugar y en la clasificación con un séptimo, García se quedó clavada en la salida y tuvo que remontar desde el último lugar.

Aún así, echó el resto y demostró su pilotaje para escalar hasta la duodécima posición e incluso pelear por estar entre las diez primeras. La sensación que se quedó en Austria es que, con algunas vueltas más, hubiera logrado subir más puestos todavía.

La siguiente carrera será en el circuito de Silverstone y se celebrará entre el 16 y 17 de julio.