El Circuit Ricardo Tormo culminó en 2017 la renovación de su imagen. El nuevo logotipo presentado en 2016 comenzó una andadura que se cerró justo antes de la celebración del pasado Gran Premio Motul de la Comunitat Valenciana con los nuevos pianos. Pero ¿cuánta pintura se necesita para pintar todo el Circuit? y ¿cómo es esa pintura?

El Circuit se pinta completamente dos veces al año, una antes del Gran Premio y la mayor parte cuenta con una segunda mano tras las carreras de automovilismo que son las que más goma dejan sobre el asfalto. Una mano completa para renovar los pianos, las escapatorias y la línea blanca que delimita los 4,005 metros de la pista se consumen más de 7000 kilogramos de pintura naranja blanca y verde

La Federación Internacional de Automovilismo y la Federación Internacional de Motociclismo determinan qué tipo de pintura debe ser utilizada para estos trabajos. Se trata de pintura antideslizante que cuenta en su elaboración con una especie de sílice que perite una mayor adherencia en la superficie de contacto con el neumático.

Blanco para los poco más de 8 kilómetros de línea blanca que delimitan la pista. Naranja y blanco para los pianos y las cinco amplias áreas de escape tras las curvas 1, 2, 6, 11 y 14 que dotan de una gran personalidad al trazado de Cheste. Y verde según la normativa internacional para delimitar las áreas prohibidas de la pista que el 18 de noviembre albergará por vigésima vez el Gran Premio de la Comunitat Valenciana que cierra el Campeonato del Mundo de Motociclismo.

En total casi 10.000 metros cuadrados de superficie pintada con este compuesto antideslizante que el personal de mantenimiento del Circuit Ricardo Tormo pinta en tan solo dos o tres días siempre que el clima acompañe como es habitual en Valencia.