El holandés Nyck de Vries es el ganador de la primera carrera del Valencia E-Prix el estreno de la Fórmula E en España. El piloto de Mercedes EQ se ha llevado la primera posición del podio en el Circuit Ricardo Tormo después de que el líder de la carrera durante todas las vueltas perdiera esa posición al quedarse sin energía en su DS Techeetah.

La lluvia no ha querido perderse el estreno y completar así un conjunto de situaciones novedosas que hacían del Valencia E-Prix una cita impredecible. Por primera vez los monoplazas eléctricos afrontaban el desafío de luchar sobre el asfalto de un trazado permanente como el Circuit Ricardo Tormo. La configuración de la pista dificulta que los pilotos puedan recargar la energía necesaria para poder llegar al final de carrera con suficiente batería, además se ha dado a circunstancia de la lluvia y sobre todo la incursión en el guion de hasta cinco resalidas tras rodar con el Safety Car por distintos incidentes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ABB Formula E (@fiaformulae)

El portugués Antonio Félix Da Costa (DS Techeetah) ha solventado sin problema todas las situaciones. El vigente campeón salía desde la pole position y ha mantenido el liderato hasta la última vuelta cuando se ha vito obligado a levantar tanto el pie del acelerador que ha terminado séptimo.

Esta situación ha sido aprovechada por el holandés Nyck de Vries que en el primer tramo de la carrera ha ascendido hasta la segunda posición. “No me he dado cuenta de lo que estaba pasando detrás de mí, estábamos detrás de Antonio ahorrando energía hasta el final. Entonces he visto que Antonio estaba off” ha señalado Nyck De Vries, que obtiene así la segunda victoria del año y se sitúa como nuevo líder de la general con nueve puntos de ventaja sobre su compañero de equipo Vandoorne y 13 por delante del hasta ahora líder Sam Bird (Jaguar Racing). “Estoy muy contento después de pasar un fin de semana difícil en Roma, ha sido una victoria muy satisfactoria” ha indicado.

 

El podio lo han completado el suizo Nico Muller (Dragon) y el belga Stoffel Vandoorne (Mercedes EQ). “Ha sido un día de locos” señalaba Vandoorne tras la carrera, el compañero de De Vries ha obtenido la mejor vuelta en la lucha por la Pole pero una sanción por un error. administrativo relativo a los neumáticos le ha obligado a tomar la salida desde el fondo de la parrilla. Su remontada ya era importante, había superado a más de diez coches, pero una salida de pista le había alejado de la cabeza de carrera hasta que el último Safety Car y los problemas de consumo de energía de la mayor parte de los monoplazas en la pista le han aupado a la tercera posición.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ABB Formula E (@fiaformulae)

El imprevisible final ha supuesto un vuelco en la clasificación, hasta doce monoplazas han quedado fuera de carrera y de los doce que han acabado ocho han llegado a la meta con una velocidad muy reducida para evitar el exceso de consumo de energía. Muller era noveno a falta de una vuelta y Vandorme decimoquinto

Qualy Formula E en el circuito de Cheste. Primera carrera
FOTO: Eduardo Manzana